Con videojuegos cada vez más complejos, largos, gráficos al detalle y una fluidez de 60 frames por segundo (o más), implica la necesidad no sólo de contar con más espacio en tus dispositivos o consolas, sino también un hardware más poderoso que permita correr el título.

Sin embargo, y desde hace algunos años, el cloud gaming viene creciendo y fortaleciéndose como una alternativa muy interesante para solventar algunos de los grandes inconvenientes que tienen los videojuegos hoy en día. Pero, ¿qué es el cloud gaming? 

Joystick y la nube que representan al servicio de cloud gaming

¿De qué trata cloud gaming?

Básicamente, el nombre delata la modalidad. Es, dicho a grandes rasgos, jugar por medio de “la nube”. De esta manera, la mayoría de los servicios de Cloud Gaming ofrecen un buen catálogo de juegos en los que no es necesaria la instalación para poder disfrutar del título, teniendo la posibilidad de contar con una gran variedad de opciones a la hora de empezar a divertirse.

Digamos, como un servicio de streaming que utilizamos para ver series o películas pero, en este caso, con videojuegos. ¿Cuál es la desventaja? O mejor dicho, ¿la necesidad? una muy buena conexión a internet con mucha fluidez.

¿Cómo funcionan los juegos en la nube?

En la mayoría de los casos, debes pagar una suscripción mensual (o anual) para acceder a un catálogo de videojuegos que, por supuesto, depende del proveedor que elijas.

Pasando al apartado técnico, pero explicado de manera sencilla, todas las acciones que uno realiza en el juego suceden dentro del hardware del proveedor del servicio, que envía una imagen decodificada a tu dispositivo para que éste la decodifique y puedas ver el resultado.

Por eso, más allá de que no todos los dispositivos son adecuados, permite que se necesite un hardware menos en comparación al que se necesitaría para correr un juego de última generación.

Ventajas de los juegos en la nube

Dentro de lo positivo de esta modalidad, las cosas que más se destacan son, por supuesto, una manera relativamente económica de acceder a un catálogo variado de videojuegos (por supuesto que esto depende de la suscripción que elijas), evitar la necesidad de una consola o un hardware extremadamente elevado, no tener problemas de almacenamiento y, por medio de tu usuario, poder trasladar el progreso de lo realizado en cualquier otro dispositivo que utilices para jugar.

Sin embargo, es necesario remarcar la diferencia entre un servicio de cloud gaming y otro de suscripción a catálogo de videojuegos, porque en este último deberás descargar el contenido para poder utilizarlo.

Los servicios más populares de cloud gaming

Al ser un servicio cada vez más requerido, ya hay varias opciones para disfrutar del cloud gaming.

Google Stadia

Google Stadia permite disfrutar de juegos en smartphones

Es, quizás, una de las más promocionadas. Lo interesante de Stadia es que lo puedes utilizar desde tu teléfono Android además de cualquier PC (Sin importar si es Windows o Mac). 

Otro de los puntos a favor es la variedad de títulos, algunos de los más populares de los últimos tiempos, y la posibilidad de hacer pruebas de 30, 60 o 120 minutos. Por supuesto, estas “pruebas” las puedes eliminar si contratas Stadia Pro, que tiene un valor de USD 9.99 por mes. De todas formas, además de los juegos que accedes gracias a ese pago, también hay descuentos para lanzamientos y títulos que no están incluídos en el catálogo original.

Xbox Game Pass

Xbox Game Pass es el servicio Cloud gaming de xbox

Otro de los servicios populares de esta modalidad de juego. Lo interesante de Xbox Game Pass es que no es exclusivo para usuarios que cuenten con la consola Xbox, sino que puedes también disfrutarlo en PC.

Como es usual, cuentas con una suscripción que incluye un amplio catálogo de juegos, estrenos exclusivos y descuentos para lanzamientos o títulos muy populares que no están incluídos en el catálogo general.

Además, adquiriendo Game Pass, está incluída la suscripción a EA Play, de Electronic Sports, que también te permitirá acceder a nuevos títulos, demos y descuentos exclusivos de los lanzamientos de esta reconocida empresa de videojuegos. 

Shadow

Shadow es un servicio que permite utilizar una pc gamer a través de la nube

Sumamos a este proveedor porque no es un servicio de cloud gaming per sé, pero sí ofrece una alternativa más que interesante. Si te suscribes a Shadow, no contarás con un catálogo de juegos, sino acceso a una PC gamer de alto rendimiento por medio de la nube.

Dicho de otra manera, alquilas una PC y la utilizas remotamente tanto desde tu computadora como de tu smartphone. Entonces, es necesario saber que además de pagar este servicio, deberás comprar o conseguir los videojuegos por medio de otras plataformas, como pueden ser Epic o Steam, y descargarlos.

Sin embargo, por más tedioso que parezca, Shadow tiene mucha capacidad de descarga por lo que podrías tener listo para iniciar un juego de 50GB en un minuto. Por supuesto, dependiendo de la capacidad de tu conexión a internet. 

Por eso mismo, si deseas disfrutar de alguna de estas suscripciones no olvides de contar con una buena conexión a internet. Sin embargo, si no estás seguro, aprovecha el mes de prueba o demos de minutos para saber si esta modalidad de gaming es la indicada para tí. Eso sí, cada vez hay más adeptos y, por eso mismo, nuevas opciones emergerán y estarán disponibles en el mercado muy pronto.