Si hay un género -por sobre todos los demás- que convoca a una gran cantidad de personas en el mercado del cine y de las series, ese es el terror. Historias que pueden encontrar diferentes vertientes temáticas como el psicológico, gore, horror o slasher, que cubren todos los gustos y expectativas ¿Por qué nos gustan tanto  estas películas? No lo sabemos, pero definitivamente nos gusta celebrarlo. Como hacemos con Halloween y todo el color que rodea a esa fiesta cada vez más popular por fuera de los Estados Unidos. Siempre hacemos un pacto para disfrutar con aquello que nos asusta. Y la pasamos muy bien.

Desde prácticamente los inicios del cine, el terror fue atractivo para el público que se acercaba sediento de historias fantásticas y surrealistas. Desde el clásico Nosferatu, de Murnau, que en 1922 demostró el atractivo de las historias vampíricas, el género se expandió en una gran variedad de temas y estilos, y demostró que se podía profundizar e ir más allá del mero entretenimiento. 

La famosa factoría de terror de Hammer films, que brilló entre los años cincuenta y setenta, demostró el interés masivo y popular del terror en el cine, con éxitos absolutos como Drácula (de 1958, dirigida por Terence Fisher, con Christopher Lee y Peter Cushing). Esa misma dupla interpretativa había protagonizado dos años antes La Maldición de Frankenstein y, en 1959, llevarían adelante La Momia; todo un éxito a nivel mundial y realizada con una fórmula perfecta: bajo presupuesto, pero con calidad interpretativa y una excelente dirección y puesta en escena.

Años después aparecieron exponentes que demostraron que el género podía ir más allá de lo obvio y que se podían expresar diferentes connotaciones desde las historias de terror. Es así que El Bebé de Rosemary (disponible en Amazon Prime), realizada en 1968, se erigió como una de la mejores películas de esa década, preludiando a la prolífica industria  de los años setenta y a títulos como El Exorcista -probablemente la mejor película de terror de todos los tiempos- o La Profecía. 

En los ochenta el terror tuvo su gran momento de esplendor y regresó a los caminos de la vieja productora Hammer: buenas ideas, personajes solventes y presupuestos modestos. Así clásicos como Aullidos, Poltergeist o Un Hombre Lobo Americano en Londres (disponible en Amazon Prime) demostraron que se podía cruzar la comedia con el terror y el horror. 

Halloween es la excusa perfecta para repasar algunas buenas historias de terror y celebrar esta ocasión como se merece. Vamos con un poco  del cine que nos gusta mucho:

Halloween, Halloween 2, 3, 4 y 5

Con Halloween, el maestro John Carpenter le puso nombre y fecha al terror en el año 1978 y adelantó el buen momento que iba a vivir el género en la década del ochenta. Con Jamie Lee Curtis, como la joven que se enfrenta al asesino serial de la máscara blanca, el indestructible Michael Myers se abrió todo un subgénero denominado slasher. La película fue tan exitosa e influyente que determinó una saga de cinco películas hasta fines de los años ochenta. Las cinco películas están disponibles en Amazon Prime Video. 

El Halloween de Hubie

Es una película made in Adam Sandler. Para muchos muy cuestionado, es uno de los grandes actores del cine industrial en su historia, que ha demostrado capacidad para múltiples géneros y ha transformado la comedia para siempre.  La historia ocurre en el pueblo de Salem y se enfoca en una generación que ya perdió el encanto en la fiesta de Halloween. Hubie, un pueblerino del lugar, lleva adelante un juego que determinará una de las mejores historias de la ciudad. Una buena mezcla de comedia y terror con muchas referencias a los clásicos de todos los tiempos. Es uno de los estrenos de octubre de Netflix.

Cuentos Asombrosos (Amazing Stories)

¿Recuerdan la fabulosa serie de cuentos asombrosos que produjo Steven Spielberg en la década del ochenta? Volvió de la mano de Apple tv+. Una primera temporada de cinco episodios que atraviesan la línea original del show: fantasía, terror, cuento maravilloso, todo lo que uno puede pedirle al espíritu Halloween. Una amalgama de situaciones con buenos personajes y relatos ingeniosos. Disponible en Apple Tv+

Historias de Terror de Blumhouse

En los últimos años la productora Blumhouse se instaló en el mercado como una de las principales realizadoras del nuevo cine de terror. Jugando con el estilo de la década del ochenta y con motivo del mes de Halloween, estrenó varias películas en Amazon Prime. Una de ellas es “Nocturne”, una historia que cuenta cómo una pianista increíblemente talentosa hace un trato con el demonio para alcanzar a su hermana mayor en una prestigiosa institución para músicos clásicos. “Evil Eye” es el relato de una madre supersticiosa que está convencida de que el nuevo novio de su hija es la reencarnación de un hombre que intentó matarla hace 30 años. “The Lie” juega con los elementos del crimen, el ocultamiento y la venganza, en un estilo muy similar a “Sé lo que hicieron el verano pasado”;unos padres intentan cubrir a su hija de un asesinato y todo se convierte en un laberinto perverso. Otro estreno de la plataforma pensando en Halloween es “The Hunt”, un clásico cuento de terror adolescente que junta a varios amigos en una casa con motivo de esa festividad, en la que sus relatos, fantasías, miedos y sueños cobran realidad. 

Stranger Things y La Dimensión Desconocida

Dos series para cerrar las recomendaciones. Stranger Things es un clásico de Netflix que juega con el mejor terror y ciencia ficción de la década del ochenta para, de una manera muy solvente, reinventarlo en una historia genial con personajes adorables.  La Dimensión Desconocida es la serie que cambió la tv para siempre en la década del cincuenta; la nueva encarnación llega por Amazon Prime que estrenó nueva temporada en octubre. Buenas historias, grandes ideas y la producción de Jordan Peele (Get Out)

Y si no estás para mucho terror y misterio, entonces visita nuestra imperdible lista de películas para reír y relajarse que seguramente te va gustar.