El 18 de noviembre comenzó en Mar del Plata, Argentina, la 36° edición del Festival de Cine de Mar del Plata, uno de los eventos de este calibre más prestigiosos del mundo, ya que es uno de los 15 “Festivales A” que se realizan por el mundo (los más destacados son Cannes, Venecia y Berlín) y el único en Latinoamérica.

Es por eso que el evento puede ser una vidriera muy importante para las películas latinoamericanas, dándole una exposición internacional y la posibilidad de competir contra films de todo el mundo (o el continente, depende la categoría).

Es por eso que hoy en hellomoto repasaremos cuáles son las producciones audiovisuales que formaron parte de este festival y representaron (de muy buena manera) a nuestro país.

El cielo está rojo

Este documental retrata y repasa la tragedia de la Cárcel de San Miguel, en Santiago de Chile, que dejó como saldo a 81 presos muertos. Lo curioso y oscuro del caso radica en que, por ejemplo, las puertas de la prisión estuvieron cerradas durante una hora ya con el incendio producido. Además, todos los acusados quedaron absueltos, dando como resultado una preocupante impunidad que sienta un precedente. 

La directora, Francina Carbonell, es una mendocina que se radicó en nuestro país a sus 11 años, y estudió Cine y Televisión en la Universidad de Chile. Su “tésis” o proyecto final fue justamente “El cielo está rojo”, pensado originalmente como un cortometraje, que luego fue adaptándose y ampliándose para llegar a esta ópera prima de la jóven directora que está causando sensación con su ópera prima, y compite en Mar del Plata dentro de la categoría “Competencia Latinoamericana”.

Piedra Noche

Esta coproducción chilena, española y argentina liderada por el Director Iván Fund, hace un maridaje perfecto entre dolor, fantasía y traumas, y cuenta la historia de Greta y Bruno, que perdieron a su hijo hace un año en el Mar, y Sina, que acompaña a la pareja a la costa a vender su casa de veraneo. Lo extraño comienza cuando Bruno asegura que vio “algo” que confirma los rumores de los lugareños sobre la aparición de una extraña criatura. 

La película tuvo mucho éxito en otros festivales como San Sebastián, y se erige como una de las candidatas de “Competencia Latinoamericana”. ¿Querés saber mejor de qué se trata? Te invitamos a que veas el trailer de este largometraje:

Los huesos

Este cortometraje chileno de animación stop motion fue estrenado en septiembre de 2021 en el Festival de Venecia, donde se lo galardonó con el León de Oro al mejor cortometraje en la sección “horizontes”.

Dirigido por Cristóbal León y Joaquín Cociña, esta realización audiovisual trata de una obra completamente en blanco y negro, y presentado como la supuesta primera película de animación en stop motion del mundo, fechada en 1901 y excavada en 2021.

La cinta emula el desentierro de dos figuras históricas de Chile: Diego Portales (impulsor e ideólogo de la constitución de 1833) y Jaime Guzmán (padre de la de 1980).

Conocé más de que se trata y su particular estética con el trailer de este corto que participa en la categoría “Competencia Latinoamericana de Cortos”:

Matar a la bestia

Esta coproducción entre Chile, Argentina y Brasil, y dirigida por Agustina San Martín es un drama con tintes fantasiosos que cuenta la historia de Emilia, que tiene 17 años y llega al albergue de su tía Inés en la frontera entre Argentina y Brasil en busca de su hermano perdido hace ya mucho tiempo.

Allí, en medio de la jungla (donde hay muchísimas historias y creencias) vive una bestia que se cree que es el espíritu de un hombre malvado y toma la formas de distintos animales. Emilia tendrá que enfrentar a su pasado para matar a la bestia.

Te compartimos el trailer para que conozcas un poco más sobre este largometraje que compite en la categoría “Competencia Argentina”:

Desierto Verde

Por último, en la categoría “Competencia en tránsito”, en la que participan proyectos que no han concluído, se encuentra “Desierto Verde”, este documental que tiene como puntapié que la directora haya encontrado la guitarra perdida de su tatarabuela, y por eso comienza a recorrer las ruinas de antiguas casas familiares quemadas en la cordillera de la Costa del río Maule. 

Viaja en busca de cantoras, alfareras y curanderas campesinas, mientras los monocultivos de pino amenazan con volver a incendiar las montañas y arrasar con el territorio del bosque nativo.

La directora, Meliza Rojas Cancino nació en Talca en 1991 y estudió artes plásticas y cine documental en la Universidad de Chile. Desierto Verde es su primer largometraje como directora.

Desierto Verde es un documental que participó en el festival de cine de Mar del Plata

¿Y tú? ¿Has visto alguna de estas películas chilenas? Nuestro apoyo es muy importante para que el mundo audiovisual siga creciendo y ganando prestigio internacional. ¡Nos vemos la próxima!