El trap goza hoy en día de una popularidad asombrosa en Latinoamérica y nuestro país no es la excepción. Nacido como un movimiento contracultural y urbano, las letras del “under” siempre van de la mano del barrio, la calle y las situaciones difíciles que se deben afrontar en la vida.

Surgido originalmente en los 90 en el sur de Estados Unidos, comenzó a popularizarse en los 2000. Su particularidad radica en el uso de sintetizadores, cajas rítmicas, auto-tune y armonías menores. Sin embargo, el trap latino se hizo fuerte en Centroamérica, con letras más corridas a temáticas como drogas, sexo o lujos.

Sin embargo, en el sur del continente el trap tiene un componente urbano muy marcado, con letras de protestas, o de situaciones cotidianas que mencionan las dificultades a las que se enfrentan los que viven al margen de la sociedad.

Y como todo movimiento nacido “desde abajo”, tiene raíces marcadas en lugares particulares, ciudades, barrios o inclusive plazas y espacios donde las primeras batallas de improvisación sorprendieron a propios y extraños.

De esta manera, como supimos hablar de los cantantes de trap más famosos de Chile, hoy le damos lugar en hellomoto a aquellos lugares especiales para el género en nuestro país. ¡Comencemos!

Quilicura

Es quizá uno de los lugares más representativos de la escena del trap, y desde un punto de vista más amplio, el hip hop. Lo decimos por sus periferias llenas de gratifis, pasando por su impronta cultural y también con sus plazas llenas de jóvenes improvisando sus rimas en batallas callejeras.

También cuenta con un exponente del género como es el cantante y productor Young Cister, que nunca olvida sus raíces y lo refleja en sus canciones: “Aquí nadie nació en cuna de oro, acá aprendimo’ de pequeño a hacer las cosa’ solo’. Pa’ to’a mi gente que ha suda’o sangre, porque alguno’ hablan de calle y nunca han pasa’o hambre”, dice su letra Perdón Madre.

Además, la comuna fue inspiración para que el director Luis Alejandro Pérez realice “Piola”, una película que retrata justamente el Hip Hop de Quilicura y su sentido de “resistencia”, además de abordar las dificultades de muchas familias en la región.

Espacio San Diego 

En esta ocasión no hablamos de un barrio en particular, pero si de un lugar muy representativo para los primeros pasos del trap en nuestro país: el Espacio San Diego. Ubicado en Santiago, este lugar fue anfitrión de varios eventos.

El Savage Trap Festival en 2016 fue probablemente uno de los primeros eventos de esta movida urbana en la Capital, que contó con la presencia de artistas locales en su gran mayoría.

Un par de años después de este precedente importante fue el turno de la primera edición de Upgrade Fest, de los que participaron algunos de los más famosos trappers de Chile: Drefquila, Young Cister y Pólima Westcoast.

Independencia

Nuevamente recurrimos a una comuna de Santiago: Independencia. Su tradición de trap está ligada a los referentes que son oriundos del lugar, además de eventos que caracterizaron su estirpe indiscutible: la resistencia.

Uno de los trappers más reconocidos es sin duda Polima Westcoast: de Independencia a Chile, y de Chile a Latinoamérica. Su casa y su propio estudio están en la comuna, lugar que también comparte con El Ambidieztro, Cemonave y Kevin, con quienes conforma los Brokeboiz.

Además, en estas tierras (más específicamente en el estadio Juan Antonio Ríos) se realizó la Matria Fest: un festival gratuito en el que participaron sólo artistas mujeres, con el objetivo de visibilizar justamente la falta de espacio de artistas femeninas en eventos masivos de esta índole. Y como el trap no podía faltar en Independencia, una de las cantantes que participó fue la reconocida Princesa Alba.

Batalla de Maestros

Sí, es verdad, no es un lugar. Pero es el evento que sentó las bases del freestyle y el trap en nuestro país. Hace más de 10 años Satul y MC Moder crearon este espacio que aportó a la profesionalización del estilo.

Además crearon la BDM Gold, una batalla que realizó rondas clasificatorias por distintos rincones de nuestro país para luego hacer una gran competencia definitoria que diera cupo a la BDM Deluxe, la versión internacional de esta batalla.

Y es probable que estés diciendo “pero el freestyle y el trap no es lo mismo”. Tienes razón, pero muchos de los traperos de hoy en día se iniciaron en el campo de las batallas. Tal es el caso de uno de los referentes más reconocidos del trap chileno: DrefQuila, finalista en 2016 de la BDM Gold, en la que resultó ganador Teorema. En caso que no lo recuerdes, ¡te compartimos esa gran batalla!

Y después de repasar estos emblemas del trap chileno, finaliza nuestro recorrido. Pero lo que termina es esta nota, porque el camino del trap en Chile todavía tiene mucho por seguir recorriendo.