Si estás pensando en una escapada y disfrutar al máximo nuestra naturaleza, la mejor opción para descansar es un glamping en Chile. Además de una comodidad de lujo, tendrás la posibilidad de dormir bajo la luz de las estrellas y despertar con una vista de película. 

Puedes vivir esta experiencia en una carpa luxury, un domo de diseño, en una mini casa rodante o en un lodge salvaje, con los servicios 5 estrellas y el cielo como techo que se transforma en  el principal protagonista.

Hoy en hellomoto te mostraremos los 5  mejores lugares para disfrutar del glamping en Chile, una tendencia que es furor en todo el país.  

1. Un glamping ecológico junto al mar en Punta de Lobos

Ubicado a 20 minutos de una de las playas más tranquilas de Punta de Lobos, se encuentra uno de los sitios más requeridos para disfrutar de un descanso rodeado de árboles y flores.

El domo ecológico de 25 metros cuadrados está dentro de un Centro de cultura ecológica, bienestar y yoga, llamado Maestranza de Yoga el Pangal. Allí no solo se pueden realizar caminatas sino que también las clases de yoga están incluidas

Entre sus comodidades se encuentran: cocina, baño, agua caliente, refrigerador y cafetera. Aunque la atracción más importante es un altillo con ventana al cielo en el que se puede ver las estrellas por las noches.

Glamping ecológico junto al mar en Punta de Lobos

Lo ideal es que asistan dos personas y también se aceptan mascotas en este glamping en Chile. Las noches cuestan desde $46.000. Para reservar puedes pinchar aquí

2. Elqui Domos, uno de los siete hoteles astronómicos del mundo

En Coquimbo, se pueden encontrar 7 domos geodésicos que cuentan con baño privado, una sala de estar en primera planta y la cama principal en el altillo, donde se puede descubrir el techo y contemplar el cielo

En el lugar también se ofrecen tours de astronomía que inician a las 21 horas y son aptos para todo público. Como si fuera poco, cuentan con sesiones de reiki, masajes, meditación, lectura de tarot y coordinación de excursiones.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Glamping South (@glamping.south)

Ingresando a su página web se podrá optar por las distintas habitaciones, que tienen un solo objetivo: observar las estrellas con las comodidades más exclusivas. 

3. Glamping Domo Las Loicas en Puerto Montt

En este lugar los visitantes podrán conectarse con la naturaleza y encontrar la tranquilidad, sin perder la comodidad. Está ubicado en la localidad costera de Huelmo, a 35 kilómetros de la capital regional. 

El Domo Las Loicas está perfectamente equipado para que cuatro personas se puedan alojar. Tienen horno, hervidor, encimera a gas, parrilla para asados, ollas, vajillas y copas. También hay baño privado y sala de estar

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Domo Las Loicas (@domolasloicas)

Más allá de sus amplios espacios verdes, se puede practicar trekking, bicicleta, pesca, expediciones al bosque y cabalgatas.

Para reservar este glamping en Chile debes llamar al +56963612316.

4. Domo Geodésico

Para los que están pensando una escapada desde Santiago, no se pueden perder este domo que está ubicado a 15 km de Olmué y a los pies del cerro El Roble y la Reserva de la biósfera La Campana.

El alojamiento tiene 7 metros de diámetro, ofreciendo un espacio de 40m2 con 4,5m de altura. Un espacio tipo loft donde uno tiene una vista impresionante sobre el estero de la Vida y las montañas del Roble. Además cuenta con una cama matrimonial y estufa, baño seco ecológico.

Domo Geodésico iluminado durante un anochecer estrellado

Si bien no tiene cocina, sus dueños ofrecen una variedad de platos vegetarianos para el almuerzo y la cena, como también abundantes desayunos.

Está pensado para que descansen dos personas y los precios oscilan los $50.000 la noche. Para reservar pincha aquí.

5. Domos en Casablanca

Este sitio ubicado dentro de la Viña Matetic, en Valparaíso, es un sitio ideal para compartir unas vacaciones en familia. Sus carpas cuentan con una capacidad de hasta 4 personas y tienen camas muy cómodas y baños privados. 

Aunque no hay refrigerador ni cocina en las iglú, se pueden arrendar los quinchos y las parrillas. Durante la noche se puede disfrutar de un fogón y para cenar las picadas y los vinos que se ofrecen en el lugar. 

Se puede andar en bicicleta, trekking, muros de escalada y jugar al fútbol en sus canchas entre otras actividades. 

Durante el mes de septiembre rige una protmoción de 2×1 y se puede reservar pinchando aquí.