Los años han demostrado que el mundo gamer no es sólo para los más jóvenes. Muchos adultos (que en algunos casos  jugaron desde pequeños con las primeras consolas) siguen consumiendo este tipo de productos. Además, no podemos dejar de mencionar la variedad de juegos, temáticas…