Con videojuegos cada vez más complejos, largos, gráficos al detalle y una fluidez de 60 frames por segundo (o más), implica la necesidad no sólo de contar con más espacio en tus dispositivos o consolas, sino también un hardware más poderoso que permita correr el…